La vacunación del viajero debe ser planeada con suficiente tiempo de anticipación al viaje, con el fin de ofrecerle el esquema completo de acuerdo a las características de la región a la que se dirige, y garantizar el tiempo suficiente para la adecuada respuesta inmune de las personas vacunadas. La consulta del especialista es una excelente oportunidad para revisar el calendario de vacunación de la persona interesada y de su grupo familiar o compañeros de viaje. Este concepto, es igualmente válido para los esquemas regulares del niño, adolescente, adultos sanos y adultos mayores y especialmente para quienes tienen factores de riesgo por enfermedad de base con patologías crónicas que los hacen mas susceptibles a microorganismos como los virus de influenza, neumococo, meningococo y las hepatitis A y B.

Meningococo

Es una bacteria que habita en el ser humano, causando infección en baja frecuencia, pero con una alta severidad; comprometiendo de marera crítica, la salud y la vida de las personas infectadas. Se transmite en grupos poblacionales específicos (comunidades cerradas como residencias estudiantiles). El mayor riesgo ocurre cuando su sintomatología inicial es común como un estado gripal de difícil diagnóstico y con una evolución hacia estados críticos en menos de 24 horas.

Cuando no se da un tratamiento médico oportuno, las consecuencias se relacionan con amputaciones, llegando a comprometer la vida de la persona.

Hepatitis A Adulto y Niño

La Hepatitis A es producida por un virus que afecta el hígado, y se contagia por contaminación de los alimentos que se consumen a través de una manipulación inadecuada, especialmente con materia fecal. Perpetúa la transmisión, que el virus se excreta del cuerpo, aumentando el riesgo en los niños, por prácticas inadecuadas en el manejo de su higiene, por parte de los padres o cuidadores.

Existen dos presentaciones, una para niños y una para adultos.

Tétano

Es una infección causada a través de la contaminación de las heridas, por material que contiene éste microorganismos. Se manifiesta en el sistema neurológico y motor, llevando a parálisis, incluso respiratoria. La mayoría de los casos ocurren en personas entre 15 y 44 años, y en mayores de 60 años; especialmente por falta de los refuerzos después de los esquemas de vacunación que habitualmente se completan en la infancia.

Herpes Zoster

Si ha tenido varicela, podría contraer “culebrilla”. Esto se debe a que el virus permanece latente y puede reaparecer en cualquier momento como Herpes Zóster comúnmente llamado culebrilla.

A través de la vacunación contra el Herpes Zóster se puede prevenir la enfermedad. Se recomienda una sola dosis de la vacuna contra la culebrilla, a partir de los 50 años de edad.

Más información

  • Sedes de vacunación Compensar: Calle 26, Kennedy, Calle 134, Calle 94, Calle 42, Calle 67, Calle 145, Fontibón, 1° de Mayo, Suba, Calle 80, Facatativá, Chía, Zipaquirá.
  • Central telefónica 4441234 opción información
  • vacunacion@compensar.com